BLOGDiseño y Materiales

BALDOSAS HEXAGONALES, IDEAS PARA UTILIZARLAS

Hoy os queremos enseñar varias ideas de cómo podemos utilizar las baldosas hexagonales en casa. Las baldosas de pequeño formato viven una época dorada. Primero fue la vuelta del azulejo tipo metro y ahora es el turno del formato hexagonal, un clásico renovado que amplía las posibilidades decorativas de suelos y paredes. Además de tener mucha presencia estética, también permiten distribuir un espacio abierto de una forma original y funcional. Este tipo de producto se puede encontrar en diferentes materiales como la baldosa hidráulica o la cerámica y en múltiples acabados y colores. Lo importante es sacarle todo el jugo a su diseño y poner de manifiesto el formato a través de su colocación.

baldosas hexagonales

Más allá de como revestimiento. Las baldosas hidráulicas tradicionales tienen un importante componente decorativo, por lo que también se pueden usar para crear muebles. La mesita de la foto es un diseño de Fragments BCN.

baldosas hexagonales

Úsala para aportar dinamismo. Una de las ventajas de las baldosas cerámicas es que son capaces de reproducir diferentes texturas. Este modelo, por ejemplo, es un hexágono con acabado cementoso, con el que se ha reforzado el estilo industrial de este espacio, aportándole más dinamismo que si se hubiera usado otro formato más estándar. Además, si la colección lo permite, se pueden combinar diferentes tonos obteniendo este resultado tan atractivo que vemos aquí.

baldosas hexagonales

Haz de ella el detalle estrella. Una baldosa hexagonal puede ser el recurso perfecto para darle un toque más interesante a un cuarto de baño minimalista o pequeño. En este caso, en lugar de seleccionar la típica pieza rectangular para la pared del fondo, se ha optado por un hexágono blanco. Así se ha conseguido igualmente una estancia luminosa y, al mismo tiempo, con mucha personalidad.

baldosas hexagonales

Busca efectos tridimensionales… En esta vivienda de Barcelona diseñada por el estudio CaSA se han usado baldosas hexagonales de verdad con este mismo efecto óptico para dar un toque de color a la zona del salón y la cocina. Sorprende, además, su colocación aparentemente aleatoria abarcando dos ambientes. Las baldosas se han integrado al mismo nivel que el resto del pavimento, de manera que no generan un escalón innecesario.

baldosas hexagonales

Perfecta para un estilo rústico-contemporáneo. La baldosa hexagonal también se puede encontrar en productos de corte tradicional, como por ejemplo el barro cocido. Esta opción da un buen resultado en espacios que combinan un aspecto rústico con otro actual, como vemos en esta cocina. La clave está en la elección de un equipamiento contemporáneo, de líneas contundentes.
Al ser un material natural, el barro cocido puede presentar una alta variación tonal, como se puede apreciar en la fotografía. Sin embargo, ese es el encanto de este material.

baldosas hexagonales

Apuesta por un uso creativo. Si eres de los que evita los marcos en los espejos, esta es una buena forma de integrar este formato de una manera muy limpia y práctica. Las claves para que quede perfecto es que la superficie y el perfil de la pieza tengan el mismo color. Eso es sencillo si se escoge un modelo coloreado en masa. Además hay que tener en cuenta la posición de las piezas. En este proyecto de la decoradora Belén Domínguez, el centro del lavamanos y la grifería coinciden perfectamente con la mayor área disponible de espejo, por lo que la composición queda muy equilibrada.

Baldosas hexagonales, ideas para utilizarlas ©estudioarinni2017