Skip to main content
BLOGDiseño y Materiales

DISEÑO DE HUESO, RESTAURANTE EN MÉXICO

Por 29 septiembre, 2016mayo 29th, 2018No hay comentarios

Quien dijo que en cuestión de diseño todo estaba hecho, no podía estar más equivocado. En el mundo del interiorismo comercial, al igual que en otros ámbitos, nos movemos por tendencias. Hace varias décadas fue el minimal, después llegó lo industrial, los ambientes retro y el eclecticismo llevado a su propio límite. Todo se basa en la correcta elección de los elementos. Esos que hacen que una propuesta triunfe o se convierta en una más del montón. Pues bien, hoy os enseñamos el diseño de  Hueso, un restaurante en México, en la ciudad de Guadalajara, encabeza la lista de varios prestigiosos premios internacionales. Lo que en su caso elimina la ecuación “x + y = más de lo mismo”.

restaurante-hueso-03

restaurante en México

restaurante en México

restaurante en México

Detrás del establecimiento se encuentran los hermanos Cadena. Ignacio, al frente del proyecto como arquitecto junto a su equipo Cadena+Asociados. Y Alfonso, como chef y director de este local atrevido y macabro. Una fachada de azulejos artesanales diseñados por el ceramista José Noé Suro actúa como una finísima piel que acoge el interior. Y dentro, 10.000 piezas de esqueleto de animales cubren sus paredes respondiendo, según el mismo Alfonso Cadena, a una visión darwiniana del espacio y la convivencia. Piezas todas ellas pintadas en blanco, que se entremezclan con diferentes utensilios de cocina o que incluso son enmarcados cual foto familiar. Las comandas se colocan entre huesos bañados en metal, y el aseo está presidido por una enorme cabeza que, junto al gran árbol muerto del patio, acentúa la atmósfera dramática. Insistimos: macabro, pero acertado también.

restaurante-hueso-17

restaurante-hueso-23

restaurante-hueso-22

restaurante-hueso-24

restaurante-hueso-19

Como contrapunto, las grandes mesas de madera rompen el blanco impoluto y escalofriante para dar calidez y a la vez invitar a los comensales a interactuar entre ellos: a vivir un cambio evolutivo desde que entran por la puerta. Sin duda, Darwin estaría orgulloso de ver representada su teoría de la selección natural de un modo tan gráfico y sencillo. Hueso sorprende por lo inusual, por lo inesperado, pero sobre todo por recurrir a una estética saturada y barroca que mira hacia los viejos gabinetes de curiosidades, esos lugares donde se almacenaban (y mostraban) extrañezas naturales antes de que los museos llegaran a nuestra cultura.

Diseño de Hueso, Restaurante en México ©estudioarinni2015