Skip to main content
BLOGFerias y Exposiciones

CANDIDA HÖFER: ASOMARSE AL INTERIOR

Por 21 marzo, 2016mayo 29th, 2018No hay comentarios

Hasta el 16 de abril Helga de Alvear dedica una exposición a la fotógrafa alemana Candida Höfer.

Formada en la Kunstakademie de Düsseldorf, estudió primero cine con el director de fotografía y documentalista Ole John y después foto junto a los míticos Bernd y Hilla Becher, cuyas instantáneas de construcciones industriales (en particular, los silos y depósitos de agua) se han convertido en iconos contemporáneos. Otros fotógrafos –una década más jóvenes– pertenecientes a la llamada “escuela de Düsseldorf” serían Thomas Struth y Andreas Gursky, con los que Höfer comparte intereses temáticos (la arquitectura despejada de presencia humana) y claves estéticas (composiciones estrictas y cartesianas). Sin embargo, el trabajo de Höfer resulta casi siempre menos dramático y monumental que el primero, y por lo general menos abstracto que el segundo.

Candida Höfer

Candida Höfer

Candida Höfer

Candida Höfer

La exposición The Space, the Detail, the Image presenta una serie de interiores suntuosos, de bibliotecas, abadías o teatros, en los que la arquitectura barroca y rococó se encuentra sometida a un implacable tratamiento visual que incluye la profundidad de campo, la frontalidad del ángulo y la obsesión por la simetría.

Pese a su realismo manifiesto, y su renuncia a lo puramente ornamental, existe en estos trabajos un cierto pictoricismo potenciado por el hecho de que las pinturas murales (los interiores elegidos presentan bóvedas, lunetos y paredes decoradas con frescos) se confundan con la propia estructura arquitectónica, homogeneizándose los planos real y figurado para dar paso a un atrayente juego de trampantojos. Suele considerarse a Candida Höfer, fotógrafa “fría”, posiblemente por el empleo de una luz blanca y atemporal que reduce el dramatismo de sus imágenes tanto como por la opción de despojar éstas de toda figura humana. Y, sin embargo, esta potencial frialdad queda neutralizada por una peculiar energía de la imagen, una energía que procede no solo del misterio al que antes aludíamos, sino también de la convicción con la que Höfer pone en marcha su dispositivo.

Todo esto se complementa con otras fotografías, de menor formato, presentes también en la muestra. Tendentes a la abstracción y al detalle, con una voluntad quizá más psicológica, estas interesantes piezas corresponden a una vertiente menos conocida del trabajo de Höfer. Entre ellas, la última imagen que os mostramos es una fotografía tomada en el hotel Atriode Cáceres, quizá como homenaje a la galerista, que abrió su Fundación en la ciudad extremeña.

Candida Höfer

Candida Höfer

Candida Höfer

Candida Höfer

Candida Höfer: Asomarse al interior ©estudioarinni2016