BLOGRecomendaciones

DISEÑA TU CASA IDEAL DE UNA MANERA EFICIENTE

Por 16 diciembre, 2019 febrero 4th, 2020 No hay comentarios

Cualquier momento es bueno para dar un nuevo aire a tu vivienda y más sabiendo que con ello puedes contribuir a un ahorro considerable en tus facturas energéticas. Efectivamente, la decoración es algo más que estética, está ahí para hacer de una casa tu hogar, de ayudarte a vivir plenamente y a ofrecerte un espacio en el que hacer tu vida. Por eso es importante diseñar tu casa con mimo, aprovechando al máximo lo que el diseño te puede ofrecer, y haciendo especialmente en la eficiencia energética, para que así aproveches al máximo los recursos de tu hogar, de tal manera que le haces un favor al medio ambiente y a tu bolsillo. Pero, ¿cómo conseguir que la decoración te ayude a ahorrar energía? En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber.

 

¿Cómo escoger una tarifa?

Parece obvio pero no lo es tanto: el primer paso para ahorrar es revisar tus tarifas energéticas; y es que de qué sirve reducir lo que consumes si el precio que estás pagando por la energía es muy alto. Pero, ¿cómo puedo contratar el gas y la luz a un coste más bajo? Para contratar el gas natural más barato, así como la electricidad, lo mejor que puedes hacer es utilizar un comparador energético. Gracias a esta herramienta online, completamente gratuita, podrás descubrir qué tarifas contratar de gas natural y electricidad son las que mejor se adaptan a tu situación, a lo que verdaderamente necesitas. Por otro lado, si ya tienes claro con qué compañía quieres suscribir una tarifa, tan solo tendrás que ponerte en contacto por los canales habituales – página web o app, teléfono o a través de las oficinas – del  servicio de atención al cliente de la comercializadora en cuestión.

 

En caso de que tu vivienda sea de nueva construcción y tengas que empezar la decoración y el diseño desde cero, igualmente tendrás que contratar las tarifas energéticas de luz y de gas correspondientes; no obstante, antes de eso, si aún  no cuentas con suministro, será necesario dar de alta el gas y la electricidad. Cabe destacar que tanto dar de alta el gas por primera vez como hacerlo por segunda es un trámite que tiene unos costes; es decir, el cliente tendrá que abonar una serie de derechos – cosa que no ocurre cuando contratas una tarifa, una gestión que siempre es gratuita – y que están regulados por el gobierno. Si precisas de más información sobre dar de alta el gas, puedes consultar el siguiente artículo de un conocido sitio web especializado en trámites de energía: https://www.tarifasenergia.com/dar-de-alta-el-gas/.

¿Cómo ahorrar energía con la decoración?

No hay una regla única para la decoración; cada casa es un mundo y, como tal, debe inventar sus propias reglas para conseguir un diseño que funcione, que haga la vida más fácil a sus inquilinos y que, por supuesto, les haga sentir en su propio hogar. En cualquier caso, hay una serie de trucos infalibles que siempre funcionan y que, además, son infalibles en cuanto al ahorro de energía. A continuación te los detallamos las tres más importantes:

 

  • Los espejos son una herramienta imprescindible en cualquier decoración y son necesarios en todos los espacios de la casa, no están reservados solo para el cuarto de baño. Y es que no solo permite dar a cualquier estancia la sensación de que es mucho más grande – una cualidad especialmente interesante para pisos pequeños que se encuentran en el centro de la ciudad – sino también porque permiten aprovechar la luz natural y generar una mayor luminosidad. Seleccionar el que más se adecúa a tu hogar puede ser un poco arduo pues hay aquí puedes encontrar toda una serie de estilos de este 2019.
  • Hay colores que siempre funcionan sin importar la época. Este es el caso del blanco que, en el caso de que queramos ahorrar en la factura de la luz, es el aliado perfecto. Los colores claros, al igual que los espejos, reflejan mucho más la luz del sol, de manera que es otra forma sencilla de aprovechar los recursos que nos ofrece la luz solar para no gastar electricidad.
  • Una casa en la que se pretenda ahorrar energía no puede estar sin bombillas LED. Esta modalidad es de bajo consumo, es decir, gasta menos que una bombilla convencional pero ofrece la misma luminosidad. Además destacan porque puedes cambiar su potencia en todo momento, se venden en una amplia variedad de colores y además cuentan con una mayor durabilidad que otras opciones de bajo consumo.